Deja un comentario

Requisitos del pagaré

Debemos partir de la base de que estamos ante un título ejecutivo eminentemente formal y, por ello es necesario conocer todos y cada uno de los requisitos que determinan que un documento privado  se convierta en un pagaré, y por tanto adquiera la condición de título ejecutivo.

Cualquier documento que carezca de alguno de los requisitos que enumeramos seguidamente, carecerá de la condición de pagaré y por tanto, se convertirá en un documento privado que sólo servirá en mayor o menor medida, para acreditar la existencia de una adeuda, sin que pueda considerarse un título ejecutivo, con los inconvenientes que dicha circunstancia plantea en caso de impago, inconvenientes  que serán comentados en articulo aparte.

¿ Que requisitos debemos observar, para asegurarnos que el documento que recibimos  sea de un pagaré?

1.- Necesariamente ha de contener la palabra pagaré, como expresión solemne sin que pueda ser sustituida por otra semejante, si falta esta expresión, el documento pierde la consideración de título cambiario a todos los efectos.

Con relación a este primer requisito ha de tenerse en cuenta, que la palabra pagaré deberá expresarse en el mismo idioma utilizado para indicar el resto de los requisitos formales, lo que puede tener transcendencia en algunas comunidades con duplicidad de idioma oficial: castellano y otro, por ejemplo, País Vasco, Cataluña. Etc., si la palabra pagaré aparece en euskera o en catalán y el resto en castellano o viceversa, dará lugar a que el documento no se considere pagaré.

 2. – El segundo de los requisitos que ha de contener el documento, es la promesa de pago que realiza quien emite el pagaré, sin que dicha promesa pueda estar sujeta a ningún tipo de condición ni suspensiva ni resolutoria, ya que el pagaré es simplemente una obligación sometida a término. Es claro, pues, que si la obligación de pago que asume el librador aparece condicionada a que acontezca o no determinado evento, el documento se desnaturaliza y no es legalmente un pagaré, Esa posible condición si que puede plasmarse en documento a parte y su incumplimiento sí que podrá alegarse frente a la reclamación judicial que realice el tomador del pagaré, si bien no podrá hacerlo frente al tenedor de buena fe a quien le haya sido endosado el pagaré, salvo que realmente no sea de buena fe.

Otra cuestión interesante relacionada con este requisito, que comentaremos con detenimiento, dada su problemática actual, es  qué ocurre si el librador- firmante quiere evitar la obligación de pago frente al tercero de buena fe, por incumplimiento del contrato causal. La solución legal es extender el pagaré con la cláusula NO A LA ORDEN que, aunque no impide la transmisión del pagaré, sólo se realiza con efectos de cesión ordinaria, es decir al cesionario no se le transmiten más derechos que los que tenía el cedente, lo que permite que se puedan alegar frente al cesionario las mismas causas de oposición que se tenían contra el tomador, y entre ella el incumplimiento de la condición de contrato causal, plasmada en otro documento.

3.- El tercero de los requisitos formales consiste en la indicación del vencimiento, es decir el señalamiento de una fecha para el pago del pagaré. ¿ Pero que ocurre si en el pagaré falta la designación de la fecha de vencimiento?

 

En este supuesto, el pagaré se nos convierte en un documento de cobro inmediato, cual fuese un cheque, es decir se convierte en términos legales en un pagaré a la vista.

Con relación al vencimiento, debemos conocer cuáles son las formas en que puede expresarse el mismo; Fecha fija, A un Plazo desde la fecha, A la vista o A un plazo desde la vista. Estas son las únicas formas en que puede expresarse el vencimiento, si se utiliza otra fórmula el pagaré será nulo.

Asimismo, ha de tenerse en cuenta que la fecha ha de ser posible y cierta, por tanto la indicación de vencimiento ha de contener día, mes y año posterior al libramiento, si bien es curioso señalar que es aceptado jurisprudencialmente, señalar el vencimiento por referencia a un determinado y señalado día, como por ejemplo el día de Navidad del año 2001, o el día de todos los santos del 2000.

Debe observarse detenidamente, que la fecha de vencimiento es posible y cierta, ya que si se indicara fecha concreta y la misma no fuera posible y cierta, el pagaré no se entiende a la vista (documento de cobro inmediato), sino que estaríamos ante un documento privado sin ser éste título ejecutivo.

En cuanto a las formas posibles de indicar el vencimiento que hemos apuntado, debemos destacar las siguientes consideraciones:

En cuanto al Pagaré a la vista, pagadero a su presentación, el tenedor goza, en principio del plazo de un año  a contar desde el día del libramiento para presentarlo al pago. Este plazo anual podrá ser acortado por el librador o fijar uno más largo, mientras que los endosantes sólo tienen la facultad de acortar pero no la de ampliar el plazo.

Cuando el pagaré lleve como fecha de vencimiento un determinado plazo desde la vista, deberá presentarse ante el librador para que estampe su visto o una expresión equivalente con la fecha en que tiene lugar, para lo que el tenedor tiene el plazo de un año. A partir de la fecha que obre en el visto, o expresión equivalente el tenedor tendrá el plazo de un año para presentarlo al cobro. Pero, ¿ Qué ocurre si el firmante se niega a poner el visto fechado? Deberemos hacer constar tal circunstancia mediante protesto, y la fecha del mismo servirá de punto de partida en plazo a contar desde la vista.

4. – El cuarto de los requisitos consiste en la designación del lugar de pago del pagaré, entendiéndose por lugar, la localidad o población sin que exista exigencia legal de que se especifique la calle y número. Si no constara lugar de pago pero sí el d4e emisión, éste se considerará lugar de pago y al mismo tiempo como domicilio del firmante; entendiéndose como lugar de emisión, ante su falta de designación expresa, el que figure junto al nombre del firmante.

5. – El quinto de los requisitos formales  es la designación del tomador, nombre de la persona a quien haya de hacerse el pago o a cuya orden se haya de efectuar. El pagaré es necesariamente nominativo, sin que sean validos los emitidos al portador.

En la vida comercial actual están circulando muchos pagarés al portador que, en algunas ocasiones, lo son con la idea preconcebida del firmante de evitar poner  en manos del tenedor un título ejecutivo si resulta impagado. Otras veces sin embargo, se emiten al portador sin esa idea preconcebida, con el intento de facilitar su circulación, evitando así efectuar endosos; pero tal finalidad la podemos conseguir con la emisión de pagarés en blanco, sin indicación de nombre, ni haciendo constar la expresión ” al portador”, en este supuesto, será el último tenedor quien deberá completarlo con su nombre cuando llegue la fecha del pago.

6. – El sexto requisito  consiste en la indicación en el documento de dos menciones: a) La fecha en que se emite el pagaré y, b) El lugar de libramiento.

El primero de ellos es de obligada consignación, por cuanto su no-constancia determina la inexistencia de pagaré, pudiendo expresarse en letras, cifras o incluso en abreviaturas.

Con referencia a la expresión del lugar en que se libra o firma el pagaré, como comentábamos antes, su no-mención expresa, no determina por sí, la inexistencia del pagaré, sino que se entiende como tal el lugar que figure junto al nombre del firmante, pero si junto a la firma del que emita el pagaré no figurase la designación del lugar,  se produciría la nulidad del título.

7. – El séptimo y último de los requisitos legalmente exigidos consiste en la firma del que emite el título, denominado firmante o librador, o de su apoderado con poder bastante. La firma ha de ser manuscrita y legible, de modo que permita la identificación del propio librador o de quien con suficientes poderes está actuando en su nombre. De no constar este requisito no estaríamos frente al título ejecutivo.

Varias son las cuestiones que podemos plantear sobre este requisito, la primera de ellas, ¿estaría admitida la firma mediante estampilla, firma digital, cualquier otra forma no autógrafa?, La respuesta es, no, la firma ha de permitir la identificación del librador, o de quien lo represente con poder bastante para ello. En el supuesto de firma digital, porque no sabe o no puede firmar por imposibilidad física, tampoco se admite, debiendo acudirse en este supuesto al sistema de la representación.

¿ Puede un analfabeto firmar con un signo? No, el que no sabe leer y escribir, no tiene conciencia y conocimiento de la declaración cambiaria suscrita, ya que la firma tendría carácter maquinal incompatible con la asunción de obligaciones cambiarias.

¿ Quién firma en nombre de otro, ha de hacerlo constar en el documento? En el tema de la representación, es esencial que se haga constar mediante antefirma la representación que ostenta, dado que en este caso la responsabilidad y obligación que para el firmante surgen, son a cargo exclusivamente de la persona física o jurídica representada, sin que el que ha estampado la firma adquiera ninguna responsabilidad personal, siempre que no se haya excedido en sus poderes.

¿Qué ocurre si el que firma en nombre de otro en el pagaré carece de poderes para ello? En este supuesto, el falso representante asumirá toda la responsabilidad y no existirá ninguna de tipo cambiario para el supuesto representado. Salvo que el mismo probara su buena fe, este sería el caso de quien desconoce la extinción de dichos poderes, será el propio representante quien deberá probar tal extremo.

¿ Que ocurre si el que firma a nombre de otro en la emisión de un pagaré tiene poderes pero no suficientes para tal firma?

Este sería el supuesto de quién tiene poderes para emitir en nombre de la compañía pagarés hasta un determinado importe cada uno de ellos y los emite por cantidad superior. En este supuesto estaríamos ante una responsabilidad compartida: del representado hasta el límite del poder, y del representante que se excedió por la cantidad que representa el exceso.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: